En general, creo que podemos diferenciar entre el kit de supervivencia (en una pequeña caja o bolsa que llevaremos siempre encima y que será muy útil en caso de que perdamos el resto de nuestro equipo y nos quedemos aislados en plena naturaleza) y el equipo de supervivencia. Lo más adecuado es que cada uno haga su lista en función del lugar a dónde vaya y de la época del año.

El equipo de supervivencia nos tiene que poder permitir sobrevivir en casi cualquier situación por varios días. Hemos realizado dos equipos, uno completo que sería para un adulto y que sería la mochila que llevaría quien esté al mando del equipo y una mochila básica de supervivencia que apoya y tiene material independiente para cada uno del resto del equipo. La proporción debería ser 1 mochila de adulto por cada 2 de acompañantes.

Mochila de emergencia para adultos o responsables de equipo

Mochila de emergencia para acompañantes